CON UVE DE VERDE

No sé si es música, pero se le parece.

Fran Vlanco es eldense  de pura cepa (Elda, Alicante), como a él le gusta presumir, y nació fruto del amor de dos zapateros.

Su madre, Isabel, que reinaba con unos ojos verdes igualitos al azul del cielo, le enseñó a sonreír siempre.

A pesar de que compone canciones desde los 17 años, compró su primera guitarra a los 25, tras el final de una etapa en la que compartió canciones y escenarios con un grupo de amigos que se hicieron llamar Cientoonce. Cuando aquella aventura terminó, nació Vlanco.

Siempre inspirado en música melódica y cargada de historias, sus estanterías primero se llenaron de discos de OBK, Pastora, Despistaos o Maldita Nerea, para después hacer hueco a cantautores y referentes como Marwan, El Kanka, Luis Ramiro o María Rozalén.

Hasta el momento Fran Vlanco ha publicado mediante la autoedición, su maqueta ‘De casualidades y grandes planes’ en 2016, con la cual ha recorrió toda la geografía española a través de una gira compartida con el poeta César Ortiz. Esta maqueta fue un adelanto de lo que posteriormente sería su primer disco, ‘El mundo para el otro’, el cual consta de 9 temas producidos por el productor Raúl Ramírez. En octubre de 2017 lo presentó en una bonita noche en una importante sala de Elda, aunque no fue hasta enero de 2018 cuando lo publicó en medios digitales para todo el mundo y empezó a girar por multitud de salas y bares de España con su disco bajo el brazo.

Vlanco, cantautor y a veces poeta, se escribe con uve de verde, igualito al azul del cielo.

Fran Vlanco
Fran Vlanco